Veamos todo lo que debes hacer para montar una sociedad limitada

Las sociedades pueden usarse para determinados casos, uno de ellos es crear un negocio productivo en corto plazo. Asimismo, con la constitución de una sociedad, las personas pueden disminuir los riesgos de alguna inversión o aumentar los ingresos de una empresa ya establecida. Si quieres montar una sociedad limitada, aquí te decimos cómo y qué necesitas para hacerlo.

¿Cómo constituir una sociedad limitada?

Crear una sociedad limitada se puede realizar de distintas formas. Es por ello que te recomendaremos los pasos más rápidos para que puedas obtener tu sociedad limitada legal dentro de forma rápida y sin dilaciones.

Registro Mercantil

Lo primero que se tiene que realizar para montar una sociedad, es registrar la empresa en el Registro Mercantil. Luego, solicitar el certificado negativo de denominación social, el cual es un documento que avala el nombre y dicta que no está utilizado por otras sociedades.

Puedes realizar este método a través de su página web. El coste de los documentos es a partir de 16 euros. Cabe destacar, que debes proporcionar por lo menos tres nombres para tu empresa.

Cuando estos sean aprobados, tendrás un plazo de tres (3) meses para registrar el documento en Notaría.

Firma de la escritura pública

Este es el segundo paso después de realizar el Registro Mercantil. Los socios deben hacer una firma de la escritura pública de constitución de la empresa ante un notario. La razón de esto, es constatar legalmente la voluntad de montar una sociedad limitada que llevará una actividad económica determinada.

Todos los socios deben firmar esta escritura. Ahora bien, si uno de ellos no puede estar presente en la firma, deberá tener un apoderado o alguna persona autorizada con un permiso, donde se autoriza a firmar por él.

Cada uno de los socios deberá llevar: DNI, la certificación negativa (documento que indica que el nombre no está utilizado), estatutos sociales de la empresa y la acreditación bancaria.

Capital mínimo inicial

Todas las sociedades limitadas deben contar con un capital mínimo inicial de 3.000 euros, depositados en una cuenta bancaria propia de la misma. Naturalmente, si no se tiene una cuenta bancaria abierta para la empresa, se debe comenzar el proceso para abrirla.

Cuando el depósito esté hecho, el banco te dará un certificado de ingreso para que sea presentado en notaría. Luego, se debe registrar la cantidad especificada en Hacienda, incluyendo el registro mercantil y el certificado notariado, para poder utilizar los 3.000 euros en inversión o pagar gastos.

Ten presente que este aporte también se puede realizar en inventario, para lo cual te invitamos a revisar otras de nuestras publicaciones.

Estatutos sociales

Uno de los puntos más importantes dentro de una sociedad limitada, son los estatutos sociales. En este sentido, es necesario que este documento lo lleve un abogado especializado, para que no haya problemas en el futuro, porque los estatutos son normas que regirán la empresa y tienen un grado de complejidad elevada.

Si se cuenta con poco capital para poder pagar un abogado, se pueden utilizar los estatutos simplificados de la PAE.

Ahora bien, dentro de los estatutos, deben existir las características principales, a saber: la actividad que realizará la sociedad, el domicilio social, capital social, participaciones divididas, el número de cada participación, el sistema de administración, la fecha de cierre, etc. Por otro lado, recomendamos colocar el tiempo en que un socio puede vender su participación de la empresa y los trámites que se tienen que realizar para ello.

Trámite de hacienda

Para que la empresa se encuentre en total legalidad, debe tener un Número de Identificación Fiscal (N.I.F) un código que permite tener seguridad jurídica de las operaciones tributarias que se van a realizar. Tenemos que resaltar que este NIF es provisional para realizar la petición de los otros documentos e inscripciones.

Luego de que obtengas el NIF, tienes que realizar un alta en el Impuesto de Actividades Económicas (I.A.E), tributo para poder desempeñar las actividades de una sociedad limitada con tu empresa.

Para realizar el alta, se tiene que aportar el NIF y un documento llamado modelo 036. En el caso de empresas que vayan a superar cifras sobre el millón de euros al año, se tiene que presentar el modelo 840.

Por último, en hacienda se tiene que declarar el comienzo de actividades a través del IVA.

Si realizas la sociedad a través de la PAE (Punto de Atención a Emprendedores) todo este punto se puede realizar a través del DUE.

NIF definitivo

El último paso para montar una sociedad limitada y que la empresa se encuentre totalmente registrada, es la petición del NIF definitivo. Para realizar este paso se tiene que ir nuevamente a hacienda y pedir el canje del NIF provisional al definitivo.

La plataforma DUE permite realizar el canje del NIF de manera online. Así que, si estás realizando el registro de la sociedad limitada por esta plataforma, puedes ahorrar tiempo con los métodos en línea que pone al servicio de los usuarios.

¡Compra una empresa limitada ya constituida!

A pesar de que los trámites para montar una sociedad limitada pueden resultar sencillo, lo cierto es que una opción más económica y rápida es comprar una sociedad limitada ya constituida. Si este es tu caso, puedes consultar nuestro amplio catálogo de opciones. Basta con que nos señales cuál es la actividad que quieres realizar y nuestros asesores podrán indicarte la más indicada.

Igualmente, recuerda que una sociedad limitada constituida te ahorrará tiempo y en especial trámites que, en definitiva, suelen ser burocráticos y lentos.

Contáctanos

Venta de Sociedades Limitadas ya Constituidas

¡Llámanos Gratis!