Cómo Pagar solamente 60 euros de cuota en la tarifa plana de autónomos 2022

Cuando una persona decide comenzar con un nuevo emprendimiento, hay muchas cosas que debería saber. Entre ellas se encuentra un beneficio que ofrece el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Este se trata de un descuento en las facturas por pagar, que podría extenderse por varios meses. Sigue leyendo, porque explicaremos cómo pagar menos en las cuotas mensuales.

Requisitos necesarios para la tarifa plana

Cuando un nuevo emprendedor inicia su negocio, muchas veces necesita evitar gastos. Una manera de hacerlo es aprovechar las posibilidades que ofrece el reducir cuotas. En este caso, se trata de la cuota mensual que se debe abonar por tener vigente el seguro exigido por la ley.

Sin embargo, para ser beneficiario del descuento para autónomos, hay que cumplir algunos requisitos de rutina. Veamos con detalle cómo funciona:

Estar al día

Primeramente, se debe considerar que esta es una reducción de pagos obtenida por medio de la Seguridad Social. Debido a esto, es indispensable no tener ningún tipo de deudas con ellos ni con Hacienda.

Autónomo o asalariado

Otro requisito importante es que el trabajador no puede estar como autónomo y asalariado a la vez por cuenta ajena. En este punto se debe tomar en cuenta que tampoco serán elegibles para este beneficio aquellas personas que hayan estado registrados en el Régimen General de la RETA. De igual manera, es necesario no haberse inscrito como autónomo. Aquí se incluyen a los que tengan dos años o más en cese de actividad y tres años en caso de haber disfrutado de la bonificación.

Es posible que los dos últimos requisitos mencionados no siempre se cumplan estrictamente. Esto, por lo general, depende de sí el Régimen de La Seguridad Social decide aceptar o no las solicitudes que tienen las mencionadas características.

¿Quiénes pueden optar a ser beneficiarios de la tarifa plana?

Se puede solicitar el beneficio siendo mujer menor de 35 años u hombre menor de 30. En estos casos también podrá solicitar una ampliación de la tarifa por un año extra. Además, recibiría un descuento del 30% adicional durante esos doce meses de prórroga.

Siguiendo esta línea, a los trabajadores autónomos los ampara la ley de Fomento del Trabajo Autónomo. Con la mencionada ley, ahora se pueden tener empleados y aun así, poder disfrutar de estos descuentos. De la misma manera en el año 2020, la justicia les dio la razón a los trabajadores societarios. Ahora, ellos también pueden disfrutar de las rebajas obtenidas por medio de la Seguridad Social.

En este sentido, los autónomos colaboradores no son elegibles para pagar solamente 60 euros. Sin embargo, ellos tienen su propio descuento, el cual podría ascender hasta el 50% de la cuota. Esto es posible si siguen con el régimen especial de trabajadores autónomos.

Igualmente, las madres pueden acogerse a este beneficio. Ellas podrían pagar solo 60 euros durante doce meses, siempre y cuando su cese de actividad haya sido motivado por sus labores maternales.

Se debe prestar atención a las actualizaciones para no perder el descuento

Con el paso del tiempo el beneficio de las cuotas mensuales se ha ido adaptando a la realidad social. A medida que las necesidades de los comerciantes cambian, también lo han hecho las maneras de escatimar en gastos. Por eso, es importante estar atentos a las actualizaciones que constantemente se van aplicando.

Por ejemplo, hasta el año 2018, los emprendedores podían darse de baja y, al volver seguían disfrutando del descuento. No debían hacer ningún trámite adicional para esto, simplemente obtenían el alta como sí nunca hubiesen cesado la actividad. Lamentablemente eso ya no es así, ahora ya no se puede reanudar el beneficio.

En este sentido, muchas personas se dan de baja sin saber que la normativa cambió, por eso, cuando desean dar el alta nuevamente, han perdido el beneficio. En estos casos deben esperar hasta tres años para poder volver a solicitarla y deberán comenzar con toda la tramitación desde el principio.

Trámites para obtener la bonificación

Es muy sencillo acceder a la tarifa plana de 60 euros. Solamente se tiene que cumplir con los requisitos antes mencionados y realizar algunas tramitaciones como hacerse autónomo por cuenta propia. Para ello, se hace el registro en la RETA aclarando que se está solicitando específicamente este beneficio. Sí esto no se aclara, se podría perderse el derecho a ser beneficiario de la tarifa plana, así que es necesario estar atento durante la inscripción.

Lo siguiente, será gestionar el alta como autónomo. En este caso se necesitará la colaboración de personas acreditadas para ello. Estos profesionales tienen que tramitar las cuestiones fiscales, así como las relacionadas con la contabilidad y las responsabilidades laborales. Por ello. lo más recomendable es contar con la colaboración de expertos en el tema.

¿Cómo han avanzado este tipo de beneficios legales?

El gobierno español quiso apoyar a todos los nuevos emprendedores y estimular la creación de empleos. Esto motivó a que durante el año 2013 se pusiera en marcha el Decreto Real 4/2013 del 22 de febrero. Desde entonces el mismo se ha modificado en varias ocasiones, buscando mejoras para el proceso y obtener resultados óptimos.

En esta primera ley se limitaba el beneficio solamente a menores de 30 años, además, en su actividad comercial no podía figurar que tuviese empleados. Asimismo, le imponían una limitante: no haberse dado de baja durante los últimos cinco años.

Esto limitaba considerablemente el acceso al descuento. Por este motivo, la Ley 14/2013 del 27 de septiembre, eliminó el límite de edad y logró la internacionalización de muchos emprendimientos.

De esta manera se han ido creando leyes a través del tiempo que buscan beneficiar los proyectos independientes. Entre estas leyes tenemos la 31/2015, de 9 de septiembre y la 6/2017, de 24 de octubre. En ellas se toman medidas urgentes para proteger al trabajador autónomo.