Certificado negativo de denominación social

Ha llegado el momento de crear esa empresa con la que tanto ha soñado, pero primero debe conocer los trámites necesarios para la constitución de una sociedad. Para su cumplimiento y correcto desarrollo lo mejor será mantenerse asesorado durante todo el proceso de creación.

Ahora bien, para ayudarle, a continuación trataremos sobre el certificado negativo de denominación social, qué es, por qué es obligatorio y cómo solicitarlo.

certificado negativo

¿Qué es el certificado negativo de denominación social?

Para iniciar, es conveniente tener muy claro que para lograr la inscripción de una sociedad mercantil ante el Registro Mercantil, se exige contar con este certificado. El mismo no es más que una certificación favorable en donde consta que el nombre que deseamos para nuestra sociedad se encuentra disponible. En otras palabras, nos indica que no hay otra sociedad con el mismo nombre o al menos no con un nombre muy similar, aunque sea fonéticamente.

Es importante destacar que, al momento de la inscripción de las escrituras de la sociedad, la denominación señalada en esta documentación se debe corresponder con exactitud con la que conste en el certificado expedido por el Registrador Mercantil Central.

Criterios para solicitar una denominación social

En este punto, resulta oportuno enumerar algunos criterios que le podrán ser de ayuda a la hora de seleccionar un nombre para su sociedad y solicitar este certificado. Así, encontramos que las sociedades sólo podrán tener una denominación. En este sentido, las siglas o abreviaciones no podrán formar parte de la denominación, ya que parecieran dos nombres.

Asimismo, los nombres de las sociedades deberán estar formados con letras del alfabeto de cualquiera de las lenguas oficiales de España. En cuanto a la inclusión de expresiones numéricas, éstas podrán ser por ejemplo “ESCALA 20, SL” o “ECALA XX, SL”.

Por su parte, la denominación de las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada podrá ser subjetiva u objetiva. Mientras que las sociedades colectivas o comanditarias simples, deberán tener una denominación subjetiva o razón social, con el nombre y apellido(s) de los socios colectivos, de algunos de ellos o de uno, agregando en los últimos supuestos la expresión “y compañía”. Además se podrá añadir una expresión referida a la actividad a desarrollar o a una de ellas siempre que se indique en el objeto social.

Se entienden por denominaciones subjetivas, los nombres o seudónimos de una persona que, en cualquier caso que se utilizare, deberá mediar el consentimiento de ese individuo. En cuanto a las denominaciones objetivas, no están relacionadas a una persona, por lo que podrían referirse a la actividad de la sociedad o simplemente ser de fantasía.

Estas son algunas de las normas contenidas en el Reglamento del Registro Mercantil, que deben cumplir los nombres elegidos para la inscripción de una sociedad. Existen muchas otras que deberá verificar. Para ayudarle en este proceso, el mismo Registro Mercantil Central ha publicado unos consejos prácticos, que sería buena idea darles un vistazo.

¿Cómo solicitar el certificado negativo de denominación social?

Ahora bien, si ya tiene pensado ese nombre perfecto, es momento de iniciar el trámite. La solicitud del certificado puede hacerse por tres vías, a saber:

Presencial: directamente ante las oficinas del Registro Mercantil Central, para lo cual deberá imprimir la solicitud de Certificación.

Correo certificado: La siguiente opción, disponible es a través del correo, caso en el cual deberá remitir su solicitud o a las oficinas del Registro Mercantil Central. El Registro usará este mismo mecanismo para enviarle el certificado, pero contra reembolso a la dirección indicada por el solicitante.

Digital: Por vía telemática, donde sólo deberá completar el formulario dispuesto en la web del Registro Mercantil Central.

Tal como puede evidenciarse, este certificado únicamente lo emite el Registro Mercantil Central, por lo que no podrá limitarse al Registro de su provincia.

¿Qué información debe tener la solicitud?

La solicitud del certificado negativo de denominación social debe señalar la identificación con nombres y apellidos de los fundadores de la sociedad. Ahora bien, si se trata de una modificación de la denominación, el interesado será la sociedad.

Evidentemente, en esta solicitud se deberá incluir la denominación social deseada. Es necesario señalar que, por cada solicitud de Certificación negativa podrá indicar un máximo de cinco denominaciones ordenadas por preferencia. De esta manera, si la primera no está disponible le asignarán la siguiente y así sucesivamente de ser el caso. También será importante que en la denominación figure la forma social o su abreviatura.

Vigencia del certificado negativo de denominación social

Una vez le sea expedido el certificado, donde conste que no hay otra sociedad inscrita con denominación solicitada, el interesado contará con un plazo de 6 meses, desde la fecha de expedición, para formalizar la inscripción de la sociedad.

Inicialmente, el certificado tendrá una vigencia de 3 meses y podrá ser renovado por 3 meses más. Si en este tiempo, no se realiza la inscripción correspondiente, la reserva de la denominación con su certificado caducará, debiendo solicitarlo nuevamente.

¿Por qué mejor no compra una sociedad ya constituida?

Si desea iniciar sus operaciones tan pronto como sea posible, sin gastar dinero ni tiempo, la mejor alternativa es comprar una sociedad ya constituida. Estas empresas ya cumplieron con estos trámites y en caso de necesitar un cambio de denominación, nos encargamos de ello. No tendrá que esperar más, acuda a nuestro excelente equipo y le brindaremos soluciones inmediatas.

Podrá elegir entre una gran variedad de sociedades, por lo que probablemente encuentre una con el nombre ideal. Tan sencillo con escoger, nuestras sociedades son la solución perfecta para no tener que enfrentar demoras innecesarias.

Contáctanos

Venta de Sociedades Limitadas ya Constituidas

¡Llámanos Gratis!