Ventajas y desventajas de comprar una Sociedad Limitada con antigüedad

Al momento de iniciar una nueva aventura mercantil, surgen muchas dudas sobre cómo crear tu empresa y cuáles son las mejores opciones. Las respuestas a esas interrogantes estarán en tu plan de negocio y la visión que tengas a futuro.

Sin embargo, podemos asegurar que a corto plazo tu objetivo es iniciar actividades lo más pronto posible y generar confianza en el mercado. En este caso, una buena opción sería la compra de una SL con antigüedad.

beneficios empresa con antiguedad

¿Qué es una sociedad limitada con antigüedad?

En nuestra amplia experiencia constituyendo sociedades mercantiles para su posterior venta, hemos podido evidenciar la necesidad de algunos de nuestros clientes en que la sociedad seleccionada cuente con antigüedad, es decir tenga más de un año de creada. Bien sea para generar confianza en el mercado o para participar en algún proceso de licitación, donde los años de constitución son un elemento determinante.

Así pues, las sociedades limitadas con antigüedad son aquellas que se han creado con el objeto de ser posteriormente vendidas. No obstante, han sido reservadas para que sumen años de creación. Es importante destacar, que estas sociedades no han tenido actividad, por lo que no cuentan con pasivos o exigibles. Pero, sí se encuentran al día con todas sus obligaciones tanto legales como fiscales, como lo son, la presentación anual de los libros de comercio, de las Cuentas Anuales, y la presentación del Impuesto de Sociedades, sin actividad.

Ventajas de comprar una Sociedad Limitada con antigüedad

Teniendo más claro de qué se tratan, pasemos a conocer sus ventajas, de esta manera podrás evaluar si son la opción más conveniente para ti y tu proyecto empresarial.

Previamente constituidas

Lo primero que debemos destacar es que, nuestras sociedades limitadas con antigüedad, han sido constituidas de conformidad con la Ley de Sociedades de Capital. En tal sentido, son perfectamente legales y han cumplido con todas las exigencias normativas.

Por tanto, están debidamente inscritas en el Registro Mercantil, poseen un NIF definitivo y, además, cuentan con su certificación de carencia de deudas y garantía de inactividad previa. En pocas palabras, ya están constituidas y te habrás librado de este primer trámite que puede ser lento.

Capital social desembolsado

Por otro lado, nuestras sociedades limitadas con antigüedad, al estar completamente constituidas, ya tienen su capital desembolsado. Con lo cual, el comprador no tendrá que desembolsar este concepto.

Ahora bien, es cierto que la constitución tradicional de sociedades mercantiles se ha agilizado mucho en los últimos años, especialmente con el uso de la tecnología. Pero, suponiendo que todo vaya muy bien, el trámite podría tardar alrededor de 6 semanas. El problema con este tiempo, es que el capital social desembolsado, que pudiera usarse para afrontar los primeros gastos que se producen, no estará disponible.

Inicio de operaciones

Lo anterior, sumado al hecho de que la sociedad durante su proceso de constitución, no puede iniciar operaciones. Al menos hasta que no se efectúen las correspondientes notificaciones y altas en los diferentes organismos. Todo ello hace que el arranque sea mucho más lento y presionado que comprando una sociedad que ya ha pasado por todo esto.

Publicidad de los socios

En aquellos casos en los cuales, uno o varios de los socios, por razones comerciales o de otra índole, no desean que sus datos personales sean públicos al consultar el Registro Mercantil, comprar una sociedad previamente constituida es la mejor alternativa. Pues, la transmisión de participaciones no se inscribe en el Registro Mercantil.

Participación en procesos de licitaciones

Finalmente, contar con algunos años de antigüedad puede representar facilidades a las empresas que deseen participar en concursos públicos o privados. En este sentido, se ha evidenciado que para los procesos de contrataciones o licitaciones, se suele exigir como requisito indispensable una determinada antigüedad de la sociedad participante.

De manera que, esta sería la manera perfecta de cumplir con este requisito, aunque la empresa no haya tenido actividad previa.

Desventajas de comprar una sociedad limitada con antigüedad

No podemos dejar de lado que también existen algunas desventajas, así que para tener todo el panorama te las enumeramos a continuación:

NIF Intracomunitario

Debido a la normativa actual, ninguna sociedad previamente constituida será vendida con un NIF Intracomunitario válido. La razón es que, para realizar los registros correspondientes, la sociedad debe estar efectuando actividades, así como disponer de los medios que justifiquen la necesidad de su inclusión, pues se deberá informar de una fecha aproximada en la que se realizarán actividades intracomunitarias. Como es de esperar, esto sólo puede hacerlo el comprador al iniciar operaciones, puesto que nuestras sociedades permanecen en inactividad, hasta que son transmitidas.

Sin embargo, podemos afirmar que obtener el NIF Intracomunitario no es particularmente complicado. Por lo que con mucho gusto estaremos en disposición de ayudarte y asesorarte para que lo tengas cuanto antes.

Financiamiento bancario

A pesar de la creencia general, una sociedad limitada con antigüedad, que no haya tenido actividad previa será poco útil como una herramienta para conseguir créditos o financiación bancaria.

Ofrecemos las mejores garantías en compra de empresas

Comprendemos que la compra de una sociedad es una decisión que debe tomarse concienzudamente. Por ello, te ofrecemos empresas 100% confiables y acompañamiento post-venta.

Así que garantizamos que nuestras sociedades son constituidas y administradas por nuestro excelente equipo de profesionales. En este sentido, todos los registros se encuentran en regla para que la empresa opere sin problemas después de la transmisión.

Asimismo, haremos constar que las participaciones de la sociedad se encuentran libre de cargas o gravámenes. Al igual que firmaremos una certificación en la que se acredite la inactividad previa de la sociedad. De esa manera, quedará asentado que compras una empresa limpia libre de deudas.

También se certifica que la sociedad ha sido constituida con el único fin de ser transmitida con posterioridad, así que no se han otorgado poderes ni contratado trabajadores.