¿Cómo constituir una Sociedad Unipersonal?

La creación de una sociedad mercantil es uno de los primeros pasos para dar inicio a ese negocio que tanto has deseado. Por ello la correcta elección de la forma societaria será lo primero en lo que deberás pensar.

Para que tengas claras tus opciones, hoy conoceremos más sobre las sociedades unipersonales y cómo podrías acceder a ellas de forma sencilla, rápida y sin tanto papeleo.

sociedad unipersonal

¿Qué es una sociedad unipersonal?

Por lo general al momento de crear una empresa, sea esta bajo la forma de una sociedad anónima o de responsabilidad limitada, el primer paso es hallar los socios que aporten el capital requerido junto a ti. Esto puede significar, que necesariamente debas asociarte con otras personas físicas o jurídicas, lo cual puede llegar a complicar la toma de decisiones o la gestión adecuada de tu empresa.

Ahora bien, en contraposición a lo anterior existen las sociedades unipersonales, que no son más que aquellas sociedades cuyas participaciones o acciones pertenecen a una única persona, es decir a un solo socio. En este sentido, este socio en solitario toma las decisiones, aporta el capital, asume las responsabilidades y se beneficia de las utilidades.

Tipos de sociedades unipersonales

Tal como ya lo señaláramos, pueden constituirse de esta manera tanto sociedades anónimas como de responsabilidad limitada. En ambos casos, el socio responde por las obligaciones de la compañía hasta por el capital aportado. Aunque, más adelante detallaremos como esta limitación podría verse afectada por el incumplimiento de la obligación de publicidad que exige la unipersonalidad.

Por otra parte, tenemos que las sociedades unipersonales pueden ser originarias o sobrevenidas. Como puede deducirse de su nombre, las primeras son aquellas que fueron constituidas por un solo fundador desde el primer momento. En este supuesto, la constitución debe cumplir los mismos requisitos que una sociedad con varios socios, pero deberá identificarse como una Sociedad Anónima Unipersonal o una Sociedad de Responsabilidad Limitada Unipersonal. Y bajo esta denominación deberá presentarse toda su documentación.

En cuanto a las sociedades Unipersonales sobrevenidas, son las que en un principio fueron constituidas con varios socios, pero con el paso del tiempo las acciones o participaciones pasaron a ser propiedad de un único socio. Cuando esto sucede, se deberá inscribir en el Registro Mercantil, en el lapso máximo de seis meses, la condición de sociedad unipersonal.

De no dar cumplimiento a esto, el socio único será responsable ilimitadamente de las deudas de la sociedad, por el tiempo de la unipersonalidad.

Algunas consideraciones especiales de las sociedades unipersonales

En términos generales, se puede afirmar que las sociedades unipersonales anónimas o limitadas, desarrollan sus actividades con total normalidad, tal como lo harían cualquier sociedad limitada o anónima con múltiples socios. Esto es así, desde su constitución (en el caso de las originarias), momento en el cual deben reunir los mismos requisitos y lo mismo ocurre con su funcionamiento.

No obstante, existen algunos rasgos distintivos que veremos de seguidas:

Publicidad en las sociedades unipersonales

En la legislación se señala claramente que este tipo de sociedades deben hacer constar su condición de unipersonal en el Registro Mercantil, en escritura pública, cuando se constituya una sociedad unipersonal originaria. De igual modo, cuando un único socio pase ser propietario de todas las participaciones o acciones.

Finalmente deberá constar la pérdida de la unipersonalidad o cambio del socio único, por transmisión de parte o de todas las participaciones o acciones.

En todo caso, es importante destacar que en la inscripción en el Registro Mercantil se deberá señalar expresamente la identidad del socio único.

En igual sentido, mientras la empresa conserve su condición de unipersonal, deberá hacer constar expresamente la misma en toda la documentación, correspondencia, notas de pedido, facturas y anuncios.

Decisiones del socio único

Una de las grandes ventajas de este tipo de sociedades está relacionada con la toma de decisiones. Sobre este particular, vale señalar que, en una sociedad de varios socios, el órgano que toma las decisiones sobre el rumbo de la empresa es la Junta General.

Pues bien, en la sociedad unipersonal el socio único ejerce las competencias de este órgano. Pero, para que las decisiones tengan validez, se deberán consignar en acta, bajo su firma o la de su representante.

En lo que respecta a la ejecución de las decisiones, podrían llevarse a cabo por el propio socio o por los administradores de la sociedad, recordemos que estos últimos no tienen necesariamente que coincidir en la persona del socio único.

Contrataciones entre el socio único y la sociedad unipersonal

Este es un aspecto bastante relevante sobre estas sociedades, así encontramos que los contratos que celebre el socio único y la sociedad, son perfectamente posibles y lícitos. No obstante, los mismos deben estar debidamente documentados según lo determine la ley de acuerdo con su naturaleza. Asimismo, deberán transcribirse a un libro-registro  legalizado de conformidad con la materia que rige los libros de actas de las sociedades.

Por último, deberán estar referenciados de forma individual en la memoria anual, debiendo señalarse su naturaleza y las condiciones.

¿Es mejor comprar una sociedad ya constituida?

Ahora que conoces a las sociedades unipersonales ¿creés que tu empresa debe tener esta condición? Pero recuerda que los requisitos de constitución, son básicamente los mismos que necesitas para constituir cualquier otra sociedad, por tanto, no estarás ahorrando tiempo ni dinero.

Ahora bien, tener tu propia empresa puede ser mucho más sencillo, sólo elige entre nuestra oferta de sociedades preconstituídas y tu empresa estará lista para operar en pocas horas. Solo elige la forma que más te convenga, sin los trámites tediosos que implica la constitución de una empresa y sin esperar mucho tiempo.

Compra una sociedad previamente constituida y lista para iniciar actividades, después de formalizar la adquisición sólo será cuestión de ajustarla a tus necesidades, si no tienes más socios sólo se deberá inscribir la situación de unipersonalidad en el Registro y listo. De esta manera, ahorrarás tiempo y dinero e iniciar operaciones será rápido por un monto fijo, sin tener que aportar el capital de constitución.