Todo lo que debes saber de una Sociedad Limitada Unipersonal ¿De qué trata?

Cuando se crea una empresa donde un solo accionista posee todo el capital, entonces puede tratarse de una SLU. Esto significa que es una Sociedad Limitada Unipersonal, cuya modalidad se aplica cuando el negocio es pequeño. Por su parte, es frecuente que se utilice para proteger el patrimonio del emprendedor.

Pero ¿Qué es y qué implica ser responsable de una SLU? Analicemos con detalle todos sus elementos.

¿Qué es una empresa Sociedad Limitada Unipersonal?

Este tipo de negocios son una alternativa para nuevos emprendedores que buscan abrirse paso en el mundo comercial. Ofrece muchas posibilidades porque admite a una sola persona como representante legal. Adicionalmente, es una forma de construir una empresa sin los engorrosos trámites que implica tener varios socios y, además, evita las exigencias de contratar empleados.

Sin embargo hay que recordar que es  una sociedad propia con carácter jurídico y responsabilidades mercantiles reales. Por ello, debe tener registros según la ley para que de esta manera quede protegida ante terceros. De igual forma deberá estar al día con el pago de sus impuestos y con el régimen de la seguridad Social.

Lo anterior incluye la exigencia legal de registrar las decisiones en cuanto al negocio en el libro correspondiente. En este punto es importante tomar en cuenta que solamente el socio único es responsable de que su firma le otorgue legalidad a todos los registros. Por otra parte, la empresa puede contar con los servicios de un administrador, sin necesidad de que el mismo forme parte de la SLU.

¿Qué diferencia hay entre una SL y una SLU?

La Sociedad Limitada (SL) es un tipo de compañía mercantil que actualmente es muy utilizada por empresarios autónomos, ya que esta figura legal les permite mitigar el capital que aportan. Asimismo, logran proteger su patrimonio personal ante las posibles deudas que la SL registre.

Como característica general este tipo de sociedades suelen tener al menos dos socios. Porque en el caso de ser uno solo quien la constituya, se convertiría en una Sociedad Limitada Unipersonal. Siguiendo esta línea, los socios pueden ser trabajadores o capitalistas. Y aunque deben ser al menos dos, la ley no impone un número máximo para integrar la SL.

Por otra parte, este tipo de sociedades suelen poseer lo que se llama capital social, ya sea en dinero o en especies, como por ejemplo el mobiliario o un ordenador. Mientras que en la SLU, el único socio podría llegar a declarar sus bienes, sin que esto represente una obligación ante nadie más.

En cuanto a la constitución, es necesario registrar lo que cada socio aporta y cuáles serán las funciones de cada uno. Mientras que en la SLU basta con la firma del único miembro que la integra.

¿Cuánto cuesta crear una Sociedad Limitada Unipersonal?

Toda empresa que desea formarse requiere de una inversión inicial, ya sea en efectivo o aportando el mobiliario. Incluso la infraestructura donde se llevará a cabo el negocio cuenta como parte del capital.

Por este motivo, establecer el coste específico va a depender del tipo de empresa que se quiera crear. Por otra parte, los impuestos y responsabilidades pueden variar de acuerdo a la actividad comercial que se realizará. Sin embargo, existen aportes básicos que se pueden llegar a considerar.

De manera general, se puede estimar que el primer aporte para constituir este tipo de empresas es de 3000 euros. Para depositarlos es necesario crear una cuenta bancaria con los datos del responsable de la SLU. A esta inversión se le debe sumar los costes por la escritura pública de constitución. Los mismos podrían llegar a variar considerablemente, por lo que es recomendable encontrar la mejor opción.

Sin embargo, estableciendo una media podríamos estimar que esta inversión varía entre los 300 y 500 euros. Siendo considerada una de las más altas de todo el proceso de registro y constitución. Además de todo lo anterior, se deben considerar los costes tributarios que también pueden variar según la actividad que se piensa desarrollar. De igual modo ocurre con el registro en la Seguridad Social y otras obligaciones mercantiles.

¿Quién responde de las deudas en una sociedad limitada unipersonal?

Recordemos que se trata de un emprendimiento donde el fundador es un único miembro. Por ello, debe registrar su empresa como una SLU, lo más pronto posible, porque en este tipo de cuestiones legales, el único socio es responsable de responder ante las deudas adquiridas.

En razón de lo anterior, la mayoría de los emprendedores, por no decir que todos, registran su empresa en un tiempo máximo de seis meses. Esto les permite evitar tener que responder con su patrimonio personal, evitando así subsanar las posibles deudas aportando su propio dinero.

Sin embargo, es de tener presente que el administrador tendría que responder con todo su patrimonio personal ante la adquisición de una deuda. Esto en el caso de que se demuestre que no realizó las actividades que le competen de forma eficaz.

Conoce el procedimiento para crear una Sociedad Limitada Unipersonal

Para comenzar, será necesario establecer el tipo de actividad que se va a desarrollar con el fin de determinar el IVA. No todas las actividades deben pagarlo, pero en todo sentido hay que realizar el trámite correspondiente.

Seguidamente toca establecer el capital y crear un nombre que debe corresponder al objeto social que se desarrollará. Para continuar, se establecerá el domicilio comercial y los estatutos que se van a implementar. También se tendrá que abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa.

Asimismo, se solicitará el CIF provisional que luego se podrá convertir en el definitivo. Seguidamente hay que registrar la escritura mercantil, la cual debe incluir el sello que la legalice.

Para finalizar, es conveniente resaltar la importancia de registrar y adquirir legalidad en la firma digital. Por eso es altamente recomendable tramitarla lo más pronto posible para evitar inconvenientes en el futuro.

¿Adquiere tu Sociedad Limitada Unipersonal ya constituida!

La mejor forma de hacerte con tu propia Sociedad Limitada Unipersonal es adquiriendo una ya constituida. De ser este tu caso, no dudes en contactarnos, pues de seguro en nuestro catálogo de opciones encontrarás la empresa que mejor se ajuste a tus necesidades.