Todo lo que debes saber sobre NIF Intracomunitario

Para cualquier empresario o emprendedor, expandir su negocio se constituye en una meta. Esto implica no sólo establecer sucursales a nivel nacional, sino traspasar fronteras. Para lograrlo, es importante conocer de antemano los requisitos y demás aspectos con los que se deben cumplir.

Uno de los más destacados y por los que se suelen desencadenar muchas consultas es el conocido NIF intracomunitario o número de identificación fiscal comunitario. Pero ¿Qué es? ¿Cómo obtenerlo y cómo funciona? Lo aclaramos todo.

qué es el NIF intracomunitario

¿Qué es el NIF Intracomunitario?

Iniciemos por contextualizarnos un poco, en la actualidad es muy común que una empresa e incluso un autónomo realice su actividad económica tanto a nivel nacional como en el mercado internacional, específicamente en países miembros de la Unión Europea.

Ahora bien, expandir un negocio implica conocer las reglas de los países a los que se pretende incursionar y tomar en cuenta aquellas condiciones que podrían dificultar nuestro desarrollo empresarial. Es así como tener conocimiento y claridad de aspectos tan importantes como el legal y el fiscal será vital.

Teniendo en cuenta la discrepancia entre los distintos Estados miembros para tratar una actividad o generar alguna obligación tributaria, han surgido distintos mecanismos para facilitar el tránsito comercial, entre estos se encuentra el NIF Intracomunitario. Este, surge para unificar las diferencias fiscales relacionadas al IVA que existen en Europa, haciendo más sencillo la emisión de facturas al y desde el exterior y su posterior declaración.

Así las cosas, encontramos que el NIF Intracomunitario es el número identificativo, otorgado por la Agencia Tributaria a empresas o autónomos debidamente inscritos en el Registro de Operadores Intracomunitarios (conocido como censo VIES). Este número, permite emitir y recibir facturas de empresas o autónomos a nivel de la Unión Europea por la ejecución de cierto tipo de operaciones comerciales, en las cuales se efectuará un ajuste fiscal por el que no se cargará el IVA.

¿Quiénes pueden solicitar este NIF?

La gran ventaja del NIF es que las empresas registradas en el censo VIES, podrían estar exentas del pago de IVA o según el caso, realizar una autoliquidación como declaración. No obstante, es importante destacar que la obtención del NIF intracomunitario está dirigido a quienes realicen las siguientes operaciones comerciales:

-Venta y exportación de bienes desde España a otros países de la UE.

-Venta o prestación de servicios a clientes en otros países de la UE.

-Importación o compra de bienes desde otros países de la UE

-Compra de servicios a proveedores ubicados en otros países de la UE.

Solicitud del NIF Intracomunitario

Ya sabemos de qué se trata y seguramente muchos ya pueden ver sus ventajas, ahora pasemos a conocer cómo se obtiene este identificador. Al respecto es importante indicar que, la solicitud en sí misma es muy sencilla de realizar, tal como lo detallaremos a continuación; sin embargo, su aprobación u otorgamiento es otra historia. Y es que una vez se realice la solicitud a Hacienda, la administración realizará un importante proceso de validación que se ha vuelto bastante riguroso. Todo esto, a los fines de evitar fraudes o un uso indebido del NIF Intracomunitario, lo cual ha traído como consecuencia que su trámite pueda alargarse hasta por 6 meses.

Teniendo presente lo anterior, deberemos inscribir nuestra empresa en el censo VIES, solicitando el NIF Intracomunitario a la Agencia Tributaria, mediante el modelo correspondiente debidamente cumplimentado. Hacienda verificará que tengamos facturas por emitir o recibidas de clientes o proveedores de la UE. Asimismo, podrá llevar a cabo las inspecciones que a bien considere pertinentes (telefónica o presencialmente) y validará la necesidad real de tener un NIF Intracomunitario.

Adicionalmente, al momento de su solicitud deberá estar solvente con Hacienda, de lo contrario será denegada sin más miramientos.

¿El NIF Intracomunitario puede caducar?

La respuesta es muy sencilla, sí. Pero no porque tenga una vigencia establecida, sino porque la administración verificará si durante un plazo de 12 meses se han realizado actividades intracomunitarias; de no haberlas, el número será retirado y deberemos volver a solicitarlo. También vale señalar que si la empresa cuenta con una deuda importante con Hacienda, es probable que sea retirado el NIF Intracomunitario.

Comprobación del NIF Intracomunitario

Estrechamente vinculado con el punto anterior, se debe indicar que tanto proveedor como cliente (las partes involucradas en la operación comercial) deben contar con un NIF Intracomunitario válido, para poder beneficiarse de este régimen especial del IVA. Si sólo uno de los involucrados lo posee, se deberá reflejar el IVA correspondiente en las facturas.

Por lo anterior, será fundamental que antes de emitir o recibir una factura verifiquemos que tanto nuestro cliente como nosotros mismos, tengamos al día el NIF Intracomunitario. Para esta comprobación tenemos disponible la página web de la Agencia Tributaria. Con esta sencilla verificación, nos estaremos evitando problemas legales y tributarios a futuro.

Compra de sociedades con NIF intracomunitario

Con la idea del NIF Intracomunitario mucho más clara, es oportuno destacar algunas consideraciones. Es frecuente que los interesados en comprar una de nuestras sociedades preconstituidas, nos pregunten si la misma ya cuenta con un NIF Intracomunitario, a lo que debemos responder, no.

La razón es muy sencilla, tal como lo describimos anteriormente, para solicitar este identificador la empresa debe tener facturas emitidas o recibidas, estar de alta en hacienda y por tanto tener la intención de iniciar actividades.

Por otro lado, al vender nuestras sociedades, garantizamos que las mismas se encuentren inactivas, de esta manera podrá estar seguro que su compra está libre de deudas y obligaciones.

De igual manera, es de tener presente que una de las formas que la Administración ha establecido para controlar este número, es el mecanismo de revocar este identificador cuando se hagan cambios estatutarios, entre ellos, modificación de los administradores o del objeto social. En este sentido, una vez se formalice la adquisición de la sociedad se habrá perdido el NIF Intracomunitario otorgado en su oportunidad, debiendo proceder a nuevamente a su solicitud.

Por todo lo anteriormente explicado, es nuestra recomendación que en su búsqueda preste mucha atención cuando le ofrezcan una empresa con este elemento listo, pues podría traerle otros problemas.

Lo que sí podemos ofrecerle gustosamente, es asesoría y acompañamiento para la obtención de su NIF Intracomunitario.

Enviar Whatsapp