Cuota de autónomos

Al momento de emprender una actividad lucrativa, se deben tener en cuenta la variedad de obligaciones, de índole legal, tributaria, laboral, entre otras, a las que habrá que hacer frente. Una de las más importantes, es la obligación de darse de alta ante la Seguridad Social, lo cual a la larga se traducirá en una cobertura beneficiosa.

En esta oportunidad, conoceremos más acerca de la cuota que le corresponde a los autónomos.

qué es cuota autónomo

¿Qué es la cuota de autónomo ante la Seguridad Social?

Uno de los trámites obligatorios al iniciar una actividad lucrativa tanto por cuenta propia como ajena es darse de alta ante la Seguridad Social. Así, si somos trabajadores por cuenta ajena, este trámite deberá efectuarlo el empresario que nos contrate. Pero si somos autónomos, o sea trabajadores por cuenta propia, deberemos acudir a la Seguridad Social para darnos de alta.

En este proceso se establecerá el régimen que corresponda según nuestra situación determinándose el importe mensual que, por concepto de cotizaciones a la Seguridad Social, deberemos pagar como autónomos. Este importe es lo que conocemos como la cuota de autónomo.

Este pago mensual, cubre al autónomo en caso de requerir asistencia sanitaria, incapacidad temporal y baja por maternidad, asimismo, determina la cuantía de la pensión de jubilación. Por todos estos aspectos la cotización a la Seguridad Social no es una opción, en caso de no darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) incurrirán en sanciones con la  obligación de ingresar las cuotas no ingresadas desde el inicio de su actividad.

Cálculo de la cuota

Esta cuota es calculada en función de la base de cotización, la cual es elegida por el autónomo libremente, entre las distintas bases de cotización publicadas anualmente por la Seguridad Social, que a su vez informan la cota mensual correspondiente.

Ahora bien, más del 80% de los autónomos eligen cotizar por la base mínima, esto implica una protección menor en los conceptos cubiertos por la cuota mínima, es decir por baja por enfermedad, accidente, desempleo y pensión. Esto es algo que deberás tomar en cuenta a la hora de seleccionar tu base de cotización.

Tarifa plana para autónomos

La tarifa plana de autónomos es una de las mejores opciones que como emprendedores tienen los autónomos para comenzar a cotizar ante Seguridad Social.

Es una de las bonificaciones disponibles en el RETA, que supone una rebaja considerable en la cuota mensual, al menos durante los primeros meses de actividad.

Solicitar la tarifa plana para autónomos: requisitos

Para beneficiarte de esta tarifa plana es importante que, al gestionar tu alta como autónomo, notifiques que quieres acceder a esta tarifa plana. De no hacerlo en esta oportunidad, perderás el derecho a beneficiarte de la bonificación.

En cuanto a los requisitos que debes cumplir para acceder a la tarifa plana para autónomos, encontramos los siguientes:

– El primero, es que no puedes haberte dado de alta como autónomo con anterioridad o al menos por los últimos 2 años. En este último supuesto, deben haber transcurrido 3 años si durante el alta disfrutaste de esta bonificación.

– La tarifa plana no es una opción para los autónomos colaboradores o pluriactivos. En el caso de los primeros porque ya gozan de sus propias bonificaciones, mientras que los pluriactivos, están dados de alta tanto en el RETA como en el Régimen General.

Otro requisito que deberás observar que es  que no puedes tener deudas pendiente con la Seguridad Social o Hacienda.

¿Cómo son los descuentos de la tarifa plana de autónomos?

Llegados a este punto, es probable que todavía no quede claro cómo funciona esta tarifa plana, por lo que a continuación te lo explicamos.

Una vez te des de alta y te acojas a la tarifa plana, el 1º tramo, consistente en los primeros 12 meses de actividad, en los cuales se aplica una reducción del 80% en la cuota. Transcurrido este tiempo, entrarás en el 2º tramo, que serán los siguientes 6 meses siguientes de actividad, es decir, del mes 13º al 18º, momento en el que se aplica el 50% de reducción. Finalmente, en el 3º tramo, o sea 6 meses siguientes desde el mes 19º al 24º, se aplica un 30% de reducción en la cuota.

Es importante mencionar que si eres un hombre autónomo menor de 30 años o una mujer autónoma menor de 35 años, serás beneficiado con 12 meses adicionales con un 30% de descuento en la cuota, una vez concluya el tercer tramo antes descrito.

Tarifa plana para autónomos societarios

Otra figura que se beneficia de la tarifa plana es el autónomo societario; es decir, el trabajador autónomo que ha decidido constituir una sociedad mercantil. Para ser considerado autónomo societario debes tener como mínimo el 25% de participación en la sociedad, llevando además gestiones de dirección o tener al menos el 33% de la participación y trabajar en ella, otra opción es no tener participaciones, pero convivir con otro socio que posea más del 50% del capital social.

Si te encuentras en algunos de estos supuestos, debes saber que la diferencia entre la tarifa plana de un autónomo societario y uno general se encuentra en la base de cotización.

Las bajas y la tarifa plana para autónomos

Hasta el año 2018, si por cualquier circunstancia cursabas tu baja durante unos meses, para retomar tu actividad después, seguías disfrutando de los descuentos en la cuota. Sin embargo, en la actualidad debes prestar mucha atención a este particular porque ya no podrás reanudar la tarifa plana de autónomos. Al darte de baja en cualquier momento, no se mantendrá la bonificación, por lo que deberás esperar 3 años de baja para optar por este beneficio.

Contáctanos

Venta de Sociedades Limitadas ya Constituidas

¡Llámanos Gratis!