¿Qué es una sociedad anónima?

Si has estado pensando en iniciar tu propio negocio y deseas hacerlo con todas las de la ley, lo primero que deberás tener muy claro es el tipo de sociedad que constituirás. Por ello, es importante que conozcas tus opciones y puedas elegir la que mejor le convenga al desarrollo de tu nueva empresa.

Para ayudarte con esta tarea, traemos toda la información que necesitas sobre una de las formas societarias más frecuentes, la sociedad anónima.

compañia anonima

 

¿Qué es una Sociedad?

Lo primero será conocer exactamente lo que una sociedad es, con independencia de su forma. Así pues encontramos que es una organización cuya principal característica es que cuenta con personalidad jurídica propia, y su finalidad es realizar operaciones comerciales para obtener un lucro, que posteriormente será distribuido entre los socios.

Con lo anterior bien definido, es de destacar que esta organización será un sujeto de derechos y obligaciones, tanto en ámbito fiscal y mercantil.

La sociedad anónima y sus principales características

Ahora bien, sabemos que existen numerosos tipos societarios, por lo que vale la pena conocer a detalle sus principales características y, sobre esta base, tomar nuestras primeras decisiones empresariales. Esto es así, porque al crear tu empresa, según el tipo societario elegido, deberá reunir distintos requisitos para su constitución, así como que dicha forma satisfaga la intención y los objetivos de los socios.

Por otra parte, el tratamiento fiscal y las diversas obligaciones que asuma la compañía varían en función de su forma.

Teniendo en cuenta lo explicado, pasamos a identificar a las sociedades anónimas como la forma societaria a la que recurren con mayor frecuencia las grandes compañías. En lo que a su capital respecta, este se divide en acciones y para su constitución se requiere un mínimo de 60.101 euros que al momento de la formalización de la escritura pública debe haberse desembolsado mínimo el 25%. Otra de sus principales ventajas es que la responsabilidad de los socios es limitada al capital aportado.

De igual manera, vale resaltar que las acciones de las sociedades anónimas son transferibles con total libertad. Esto quiere decir que, no existe mayor control de las personas que integren la sociedad. En tal sentido, si a tu negocio le conviene la libre entrada de nuevo socios e inversionistas esta forma societaria podría ser una ventaja.

¿Cómo constituir una sociedad anónima?

Pasemos ahora a conocer los pasos que normalmente se deben seguir para la constitución de una empresa, particularmente una sociedad anónima.

El primer paso: Certificado Negativo de Denominación Social

Si has estado investigando sobre la constitución de empresas, es probable que ya te hayas topado con este certificado como requisito indispensable para crear tu empresa. En otras oportunidades hemos tratado de qué se trata tal certificado negativo de denominación social, por lo que sólo haremos una breve descripción. Este certificado, se debe solicitar ante el Registro Mercantil Central y el mismo será una constancia de que no existe otra sociedad con el nombre que elegimos para nuestra empresa.

Cuenta bancaria

El siguiente paso será, abrir una cuenta bancaria a nombre de la sociedad. La misma servirá para realizar el depósito del capital social. Al respecto, corresponderá al banco emitir una constancia de la operación.

Escritura pública y estatutos

Este puede ser uno de los pasos más importantes en el proceso de constitución de cualquier sociedad. Es por ello que siempre será necesario la intervención de un abogado experto en materia mercantil.

Esto lo decimos porque, en estas escrituras no sólo se dice quiénes son los socios, la forma societaria y el capital, sino que también se establece cómo será la administración de la empresa, la relación entre los socios, los administradores, se fija la dinámica de la empresa a la hora de la toma de decisiones, venta de las acciones y muchos aspectos más de gran relevancia.

Una vez se encuentren listos tanto la escritura pública como los Estatutos, se deben inscribir en el Registro Mercantil.

Impuestos

Ha llegado el momento de pagar el Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Al mismo tiempo se procederá a solicitar la Identificación Fiscal y dar de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas y en el Censo de Empresarios de la Agencia Tributaria.

Seguridad Social

Otro trámite imprescindible, es afiliar y obtener el número de la Seguridad Social. Para esto, deberemos dar el alta a los administradores y a los trabajadores propiamente dicho.

Últimos detalles

Finalmente, se realizará la legalización y actualización de los Libros de Actas, de Socios, de Visitas y de Reclamaciones. Asimismo, se deberá informar a la Dirección General de Trabajo, sobre el inicio de actividades del Centro de Trabajo, al tiempo que se tramitará ante el Ayuntamiento, la solicitud de la Licencia de Apertura.

Compra una sociedad anónima

Ahora que ya tienes un panorama más claro de las sociedades anónimas, nos queda hacerte una pregunta ¿sabes que puedes tener tu empresa de una forma mucho más sencilla? Sí, sabemos que quieres que tu negocio arranque tan pronto como sea posible y todo lo que te señalamos antes puede tardar unos cuantos meses. Así que, ¿no sería mejor comprar una sociedad anónima?

Si ya estas convencido de que una sociedad anónima cumple con tus expectativas y las de tus socios, sólo basta con que elijan entre el listado de empresas que tenemos disponibles para ti.

Sociedades completamente constituidas y lista para iniciar actividades. De esta forma, ahorrarás tiempo y dinero, y tus operaciones iniciarán tan pronto como se transmita la propiedad de la empresa.

Acuda a los mejores

Tenemos a tu disposición Sociedades Anónimas, totalmente garantizadas y esperando para iniciar actividades. Nuestros precios son cerrados por lo que son los mismos que ofrecemos desde el inicio, además nos encargamos de hacer la empresa justo a tu medida, en caso de requerir cambio de denominación o domicilio. No te preocupes por los gastos de notarías o costes de registros, ya que estos no incrementarán nuestra oferta.